Mucho porno, causa de impotencia

Desde luego, seguro que los consumidores habituales de porno, que son más de los que creemos, no están para nada de acuerdo con esta noticia. Pero la realidad es que hay determinados estudios, como el que aparece en la Asociación de Andrología y Medicina Sexual italiana, que ponen de manifiesto los serios problemas que puede acarrear el abuso del porno.

Y es que ver mucho porno podría estar relacionado con problemas de pérdida del deseo sexual y de disfunción eréctil. Parece ser que los adolescentes que consumen mucho porno llegan a una edad de unos 25 años con una importante pérdida del apetito sexual. Y es que en el placer hay una mezcla de causas fisiológicas y psicológicas, y precisamente por ello, como explica Carlo Foresta, los usuarios que consumen porno durante muchos años, acaban durmiendo su respuesta natural del propio cerebro ante los estímulos sexuales.

Placer y cerebro están muy relacionados, sobre todo por la presencia de la dopamina, que provoca el deseo sexual y a continuación, la erección. El problema viene cuando el cerebro se acostumbra al porno, las imágenes se vuelven menos emocionantes, menos sorprendentes y, por lo tanto, no producen la respuesta en el cerebro.

Eso sí, parece ser que el remedio es sencillo, simplemente dejando el porno durante unos meses, la cosa puede solucionarse.

Vía| Enewspaper
Foto de Noticias Gran Canaria