Los hombres después del sexo

pareja-feng-shui.JPG

Mucho hemos hablado sobre juegos previos, conquista, trucos de seducción. También nos hemos referido en abundancia a las preferencias sexuales, posiciones, sugerencias para disfrutar más y mejor. Pero te has puesto a pensar ¿qué haces después de una relación sexual?

No existe una nomenclatura definida al respecto, ni encuestas más o menos satisfactorias, sin embargo algunos tímidos estudios – quizá los primeros en la materia – nos ayudan a develar algunas de las actitudes más comunes de los amantes con posterioridad al coito.

Bien sabemos que los hombres no precisan relacionar la palabra “amor” con la palabra “sexo” y que en cambio las mujeres consideran (en algunos casos) al “amor” un ingrediente importante a la hora de la intimidad. Tal vez por esta disociación entre cuerpo y afectos que los hombres pueden manifestar es que podríamos comprender mejor qué hacen luego del sexo. Aquí algunos datos muy curiosos, en orden de incidencia:

Dormir. No sólo el desgaste físico sino la intensa relajación muscular posterior al coito, acompañada de una importante carga de endorfinas, provocan una irrestible sensación de sueño. ¡Buenas Noches!

Repetir: una gran cantidad de hombres, se relajan junto a su pareja durante unos minutos, reponen fuerzas y comienzan un nuevo acto sexual. Este período se conoce como “refractario” y su duración es variable en cada individuo.

Orinar: sabemos que  el conducto por donde se expulsa el semen es el mismo por el cual se produce la micción y que una especie de “válvula” permite alternadamente el paso de uno u de otro fluido, nunca de ambos a la vez. El acto de orinar luego de coito es un proceso fisiológico que elimina cualquier resto de semen en los conductos del pene, que acumulados, podrían dar lugar a procesos infecciosos.

Comer: la actividad física demanda una rápida reposición de energía y en estos temas los hombres son expertos. De inmediato acudirán a la cocina en busca de alimentos… cualquier alimento…

Estas son las actitudes más comunes. ¿Cuál es tu caso?