Lo que debes saber sobre las ETS

ets.jpg

En muchas ocasiones hablamos de enfermedades de transmisión sexual (ETS) y de las precauciones necesarias para no contraerlas. Sin embargo, y aunque cueste creerlo, existen muchas personas que desconocen las formas más comunes de estas afecciones y los modos de prevenirlas.

Entérate de cómo se clasifican y cómo reconocerlas…

  • De úlceras: En este grupo se ubican la sífilis, chancro, herpes genital y granuloma inguinal. Dado que se trata de heridas abiertas el riesgo de que la sangre y otros fluidos corporales entren en contacto con sangre y fluidos infectados es mucho mayor.
  • De secreciones: aquí encontramos la gonorrea, clamidia, tricomonas y hongos. El riesgo de contraer enfermedades como VIH es también muy significativa dado que en esas secreciones existe una alta concentración de glóbulos blancos y otros componentes de la sangre.
  • Visibles: verrugas genitales, sarna y piojos. Por lo general provocan dolor y comezón. Si bien no exponen a contagio por fluidos, suelen ser sumamente molestas.
  • Otras, menos frecuentes, pero igualmente peligrosas son la Hepatitis B, linfogranuloma venéreo y molusco contagioso.

En sucesivas entradas iremos explicándote cada una de ellas y comentándote las novedades sobre los últimos tratamientos médicos disponibles.

Ref: soloparaella.com