Las nuevas funciones del pene

Hay que ver lo que dan de sí los penes, no me digas… La idea se le ocurrió al señor de la foto, Antoine Banks de Fairdale, Kentucky, un camello que en la actualidad está en un centro penitenciario y al que pillaron haciendo de las suyas.

Se sospechaba de que podría estar pasando droga a otros reclusos y claro, lo cachearon. Encontraron droga en la goma de sus calzoncillos, pero aquí no acabó la cosa. No me preguntes cómo, pero el caso es que después, descubrieron otro escondite en el que el preso llevaba más droga: bajo la piel de su prepucio.

Parecer ser que se dieron cuenta porque tenía un grosor sospechoso. Y tanto, porque le pillaron una bolsa con crack…

Vamos, que las ideas que se les ocurren a algunos… Eso sí, ingenioso fue, hay que reconocerlo.

Vía| No puedo creer