Las claves para una masturbación perfecta

Una de las cosas que puede resultar de lo más excitante a tu chico es que lo masturbes. Claro, que la idea es que sienta una fusión contigo igual a la que tenéis en el coito. Para eso, preocúpate de besarle, abrazarle y acariciarle mientras le realizas la masturbación.

Pero no solo eso. Te damos algunas de las claves para que se vuelva loco. Para empezar, empieza tocándole por encima de la ropa interior, ya que el tacto de la tela le resultará muy excitante. Cuando pases a mayores, quitándole la ropa, puedes usar lubricante, ya que aumentará el placer al ser más parecido al flujo vaginal.

Una de las claves es que cambies el ritmo, acelerando más y después frenando un poco. Los cambios pueden ser de ritmo, presión, velocidad o humedad, en cualquier caso, serán muy estimulantes para tu chico.

Deja que sea él quien se mueva, como imitando los movimientos del coito, y mientras, no olvides hablarle, besarle… Sigue aumentando el ritmo, hasta que llegue al orgasmo. Por cierto, sigue un poco más, unos segundos después de la eyaculación.

Seguro que te pide que repitas.

Foto de click