La vida es sueño, y los sueños…

suenoseroticos.jpg

La noche puede ser una excelente ocasión para una velada de sexo y erotismo en la intimidad de tu alcoba. Pero no la única.

La noche también puede ser una oportunidad para que te entregues a los sueños más eróticos y sensuales. Podrías pensar que es necesario estar sola para que el disfrute venga de la mano de los más placenteros sueños, pero no es así.  Soñar tus fantasías puede ayudarte a llevarlas a la práctica.

Las mujeres suelen incluir en sus sueños a sus parejas actuales, mientras que los varones tienen más tendencias a soñar sus fantasías sexuales con personas imaginarias.

Hay encuestas que demuestran que el 18% de los sueños sexuales de las mujeres se relaciona con sexo «indeseado» (violación, fantasías que no se atreverían a cumplir despiertas, etc.), mientras que un 10% de los sueños incluyen a celebridades en situación erótica.

Aunque los hombres son más proclives a soñar con sexo grupal, las mujeres sueñan con relaciones intensas o prohibidas pero por lo general con un solo hombre.

Los hombres manifiestan el erotismo de sus sueños mediante erecciones nocturnas. Las mujeres, mediante la lubricación vaginal. Ambos pueden tener orgasmos mientras duermen dependiendo del realismo del sueño.

El placer que proporcionan los sueños eróticos, dicen los expertos, contribuye a mejorar la vida sexual de la pareja, especialmente cuando los comparten y se los cuentan mutuamente. Además ayudan a descubrir aspectos desconocidos de las propias (y ajenas) preferencias sexuales.