La porno pizza de la polémica

Damien Eve y Sarah Budarick tienen una pizzería en Australia. Y no se les ocurrió mejor cosa para promocionar sus pizzas que lanzar una campaña publicitaria cuando menos peculiar. Y es que en busca de una imagen fresca y con un puntito provocador, se les ocurrió una imagen de lo más curiosa para su negocio.

¿Qué te parece? Se trata de una mujer desnuda que sujeta un par de guindillas y que lleva en sus «partes privadas» un trozo de pizza. Pero espera, que lo mejor de todo es el lema:  “una porción de cielo”.

Pues nada, lo que a ellos les pareció una gran idea, a muchos de los clientes de la pizzería les ha parecido fatal e incluso les han denunciado por “apología de la pornografía y del mal gusto”. Claro, más aún teniendo en cuenta que por la pizzería van muchos adolescentes.

Claro, por supuesto, los dueños no entienden nada y están segurísimos de que su publicidad no vulnera normas de ningún tipo: no es más que un dibujo y no lleva ninguna carga sexual explícita.

¿Qué opinas?

Vía| Nothing to do with hardbroath

Visto en No puedo creer