Felación

h2ys6.jpg

La felación (fellatio) es una forma de sexo oral que consiste en chupar o lamer el pene y el escroto con la boca, la lengua y los labios. La misma práctica aplicada a la vulva se denomina cunnilingus.

Cuando la boca se queda quieta de manera pasiva y es el pene el que la penetra, el acto se llama irrumación (del latín irrumatio).

Si nunca has realizado una felatio, aquí te acerco una breve guía de cómo hacerlo…

dulces-labios.jpg

La felación resulta muy placentera para la mayoría de los hombres y a la mujer u hombre que chupa otorga una sensación de poder sobre su pareja de sentido muy erótico.

Moja tus labios y en forma de “o” o de beso, ponlos cuidadosamente en la punta del pene y mueve la cabeza en círculos diminutos. Luego comienza a darle a la cabecita del pene pequeños besitos delicados, casi imperceptibles. Abandona la práctica para despertar intriga e interés, y comienza a depositar breves besos, muy delicados y secos, en cualquier lugar, entre el vientre y los muslos, sin acercarte al pene que verás crecer a simple vista…

Sigue poniendo besos en toda la zona y, de vez en cuando, roza el pene brevemente, con los labios o el pelo, como al pasar…

Ataca con aparente violencia e ímpetu al pene metiéndotelo completamente en la boca y dándole una fuerte chupada salvaje y retírate a morder el interior de un muslo, y luego vuelve a los besitos delicados…

Cada tanto deja caer un poco de saliva sobre el pene y sopla suavemente sobre él.
Comienza a lamerlo desde abajo hacia arriba y luego a chupar la cabeza, haciendo entrar todo el pene en tu boca de a poco, a medida que la chupada se hace más intensa, fuerte y veloz…

Al rato encontrarás un ritmo de coito con la boca. Mientras besas, permite que tu lengua “aletee” por todo su pene acabando en el extremo. Golpeando con ella repetidamente la sensible punta del glande. Permite que su miembro penetre en tu boca profundamente (sin ahogarte), presionándolo y chupándolo. Además se puede dar estimulación manual a la base del pene, mientras la boca se dedica a la cabeza del pene, esta debe ser mas fuerte, debido a que la base del pene no es tan sensible como la punta.

También prueba de estimular el ano, acércate con delicadeza y si te lo permite avanza acariciando el orificio y luego penetrándolo con un dedo, al mismo tiempo que chupas, acaricia con la lengua, succiona y baña de saliva todo el pene, que en breve eyaculará.
No temas a la eyaculación en la boca, simplemente relájate y si es la primera vez traga rápido, un sabor mentolado inundará tu boca y verás que no es nada desagradable.

También puedes acariciar y besar sus testículos.

Es muy importante que los dos conozcan sus preferencias, una buena actitud es la de crear una serie de normas para dejar clara la situación. Para casi todas las mujeres es muy importante la limpieza.

Si la mujer no quiere que su compañero le eyacule en la boca, es bueno que los dos acuerden una señal previa para poder retirar el pene a tiempo. Con la practica, la mujer descubrirá que no la hace falta sujetar el pene, dejándola las manos libres para estimular otras partes de su pareja.

Recuerda que si no tienes una pareja estable la práctica de la felatio transmite enfermedades igual que el coito, puedes utilizar para prevenir el contagio condones o preservativos saborizados que se consiguen para tal fin.