Este tio se corre con su coche

Aquí tenemos al prototipo de hombre americano medio feliz (si, un poco más delgado). Casado, con una buena casa, una buena mujer y un despampanante Mercury. La vida le sonríe. Tiene todo lo que necesita…

Seré por una vez un cerdo materialista y diré que hay algunas cosas terrenales que dan la felicidad 🙂

Visto en Motorfull