La vagina que da mucho que hablar

En realidad, no es una vagina, aunque sinceramente, lo parece. Esta escultura se ha convertido en una auténtica revolución en Wasilla, un pueblo de Alaska.

La cuestión es que esta escultura ha sido colocada frente a una escuela preparatoria, y claro, ha sido colocarla y que los alumnos no paren de hacer bromas y más bromas a respecto de la forma de la escultura. Y es que hay que reconocerlo: se parece bastante a una vagina, aunque el director de la escuela ha dejado claro que se trata de un escudo de un guerrero.

La escultura, que fue realizada por artistas locales, tiene un sentido más complejo, ya que trata de evocar el “destello de inspiración” del guerrero en la batalla. Y desde luego, inspiración es lo que al parecer, no les falta a los alumnos para divertirse y bromear a costa de la escultura.

Los padres de los alumnos no han tardado nada en quejarse y protestar y al final, ya imaginarás cuál ha sido el final de la escultura: la han cubierto para que no dañe sensibilidades. Desde luego, la noticia no deja de ser sorprendente, ya que después de la explicación de la escultura, ¿había que taparla?

Seguro que a los artistas no les ha hecho ninguna gracia. ¿O quizá sí? Al fin y al cabo, el objetivo de las obras de arte es que se hable de ellas y desde luego, está dando mucho de sí.

Vía| Pijama surf