Enfúndate un dedo

No sé si conocerás los dediles. Se trata de estas originales fundas que se colocan en los dedos, a los que se ajustan a la perfección. Quedan pegadas a los dedos ay así, puedes moverlos con total libertad por el cuerpo de tu pareja.

¿Qué te parece la idea? Los dedales tienen formas muy variadas, pinchitos, circulitos… para que las sensaciones al acariciar a tu pareja sean de lo más especiales.

Puedes utilizarlos para acariciar el clítoris o para una incursión anal. En cualquiera de los dos casos, el resultado es realmente excitante.

Y además, te asegura una protección absoluta. Puedes encontrar muchos modelos diferentes, estos por ejemplo son de Los placeres de Lola.

El precio es de 8 euros, y son de silicona.

Foto de Los placeres de Lola