Enfermedades de transmisión sexual aumentan en el mundo

condon

Contra lo que todos pudieran pensar, las enfermedades de transmisión sexual, están lejos de estar controladas. Y esto no es culpa de la falta de políticas sanitarias ni  siquiera de desconocimiento de las mismas sino de la común forma de pensar de los jóvenes, los más afectados por las mismas, de que las ETS son cosa que puede sucederle a cualquiera menos a uno mismo. Ante esta forma de ver las cosas, las enfermedades siguen su curso y aumentan progresivamente.

A nivel mundial, tal como informa la Organización Mundial de la Salud (OMS), organismo internacional que monitorea los aspectos de salud mundial, 448 millones de personas en el mundo se infectan de  clamidia, sífilis, gonorrea y tricomoniasis., enfermedades sexuales de fácil curación. Otra de las enfermedades importantes en contagio es el  virus del papiloma humano.

Son nuestras sociedades que relajan su modo de ver la sexualidad, las que dan lugar a que la juventud y la población en general se exponga sin mayor preocupación al contagio de las enfermedades sexuales. El uso del condón se limita a usarse más por evitar embarazos indeseados que por como todos sabemos, evitar una enfermedad sexual. De gran importancia es establecer canales informativos que permitan recordar a la población joven sobre el uso del condón que es una forma de prevenir contagiarse.

Además de la constante de recordar que el consumo de alcohol y drogas pueden dar pauta a una situación en que estamos lejos de controlarnos y podemos iniciar una relación sexual que nos exponga al contagio de cualquier ETS inclusive SIDA, aunque el control del Sida y la supervivencia lograda en los últimos años de la enfermedad, ha contribuido de manera negativa a pensarse que ya no debe ser algo de que preocuparse cuando sigue siendo un riesgo que nadie debería de correr.