En la playita con Daniela Cicarelli

Imagina que estás en una playa, con no demasiada gente (olvídate de las que salen en los telediarios en verano) con tu pareja, estable o no. Por aburrimiento o yo qué se qué, empezais a poneros cariñosos, muy cariñosos, hasta que empezais con el magreo. Al principio es divertido, pero tanto sobeteo empieza a poner en marcha cierta maquinaria, te vas poniendo más y más cachondo… momento en el que debes plantearte dos cosas:

– a) “lo dejamos aquí y ahora, mejor seguimos la fiesta en otro lado”
– b) “nos echamos el polvo aquí y ahora, voy a atravesar el bañador”

En este vídeo puedes ver a la ex de Ronaldo, Daniela Cicarelli, en una situación así. Si no lo conoces, ¿cómo crees que acaba?

Qué les habría costado esperarse un poquito y hacerlo en un lugar menos… vigilado. No obstante se agradecen estas escenas estivales con el frío que hace 🙂 El cámara de T5 (salió en un programa de prensa rosa telebasura) estaba segun él a 100-105 metros de distancia. Vamos, que o tenía un pulso de la hostia o usaba trípode (el de fotografía, malpensados) 😀

Si no conoces a esta turbotronca, quizás necesites una pequeña dosis de material fotográfico. Después de ver un par de fotos, te preguntas, ¿qué hacía esta tia con un gañán como Ronaldo? (quitando el móvil económico, por supuesto) 😉 Os dejo un par de fotitos, y el que quiera más, no preguntaré para qué, puede consultarlas en Parahombres:

Desgraciadamente para ella, el peso de la fama jugó en su contra, ya que al hacerse público este vídeo, allá por septiembre, dos empresas que la patrocinaban rescindieron sus contratos con ella. Me parece fatal que hagan eso sólo porque la chavala no haya podido reprimir el calentón, ¡si no enseña ni un pezón! (y rima)

En cuanto al sobeteo, pedí asesoriamiento a mi abogado y me dijo que se pueden alegar picores. No sé qué haría sin él. También me dijo que por qué las mamás no protestaron tanto por ver ese video y si por series como South Park o hentai de la sexta, que se emitieron de madrugada. Igual más de una quiso que un clon de Andrés Calamaro le echase un poquito de sal en su jardín al son del mar.

En cambio, Kate Moss es fea, tiene a un drogadicto incurable por novio, es una juerguista adicta al crack, pero no la falta el trabajo. Debe ser que le quiere, porque el Doherty está más pelado… En todo caso, no creo que os importe, a mi tampoco.

Fuentes: Parahombres y Pandeblog