El propietario del primer sex shop marroquí, entre rejas

Imad Idrissi, de 23 años, es el propietario del priemr sex shop de Marruecos. Claro, que su aventura empresarial no le ha ido nada bien. Después de varios meses en los que se ha dedicado a vender por Internet artículos sexuales, las autoridades lo han detenido.

La acusación, “venta y distribución de artículos pornográficos”. Y eso que hace unas semanas, estaba de lo más feliz y encantado con si tienda on line, aseguraba que lo que hacía era totalmente legal y que estaba teniendo ningún problema. Por el momento, estaba vendiendo a través de una página de Facebok, aunque entre sus planes a corto plazo estaba el montar una web.

Imad hablaba así: “Vendo juguetes eróticos, vibradores, aparatos para alargar el pene y también cremas y lencería“. Explicaba además que sobre todo eran las mujeres las que más compraban este tipo de productos, “ya que todavía hay muchos hombres que rechazan este proyecto en Marruecos, pero hasta el momento ninguna mujer está en contra”.

Aunque el negocio le iba bien, la cosa se ha torcido y de momento está detenido, esperando a que el juez de instrucción decida qué hacer con él.

Desde luego, resulta muy llamativo ver cómo las cosas pueden ser tan diferentes en un lugar del mundo que, al fin y al cabo, no está tan lejos de nuestras casas. Al menos, geográficamente, porque esta claro que ideológicamente, nos separan años luz.

Vía| Cadena Ser