El coach, también en el sexo

La figura del coach se ha puesto muy de moda. Y es que son muchos los que se han apuntado ya al coaching. Pero es que el coaching se puede llevar también al terreno del sexo, dando lugar al sex coaching -con todas sus variantes: intim coaching, love coaching…-.

El consejo de un sex coach puede ser la mejor forma de superar barreras, romper tabúes, resolver todo tipo de dudas… El sex coach sería el equivalente a un asesor personal pero en materia de sexo, que te puede ayudar a mejorar mucho la calidad de tus relaciones íntimas.

Por lo general, las personas que suelen demandar estos servicios tienen una edad entre los 35 y los 45 años, y suelen ser más las mujeres las que se lanzan a dar este paso y probar con los servicios de un sex coach.

El sex coach no es lo mismo que un terapeuta, y trabaja centrándose en las necesidades y en el caso particular de cada cliente, ayudándole con sus dudas y problemas.

Por lo general las clases se suelen dar en un lugar íntimo y cómodo, como puede ser la casa del cliente. La verdad es que la gente que lo ha probado, tanto parejas como personas individuales, aseguran que están muy contentas con el resultado.

¿Te animas a probar?

Foto de a much better way