El bloguero salido y la virgen

No suelo recomendar un blog de alguien concreto, pero tengo que hacer una excepción ahora. Mientras leía el 20minutos, mis ojos captaron un titular que despertó a mi inconsciente entre tanta actualidad de política, economía, sucesos… «Hoy estoy pensando que quiero ser una chica virgen». Creí que era el típico recurso de un titular atractivo y que luego tendría otro contenido.

Me equivoqué de pleno. La primera entrada me dio ganas de leer más en ese blog, algunas, desde luego, son la leche. Es como el blog de Torrente cuando era delgado y tenía pelo, vaya formas utiliza el caballero para expresarse. Está entre lo soez y lo literariamente atractivo, engancha leerle.

Es un chico que ganó el concurso de blogs de 20minutos en 2006. En esta otra entrada habla de que le iban a echar, y tanto el nudo como el desenlace, no te lo esperas. Este chico tiene un estilo que si lo sabe explotar, le dará de comer, pero tiene que pulirse un poco.

La primera entradilla que lei habla de que -presuntamente- está de rollo con una chica de 23 años, virgen. Dice que le deja mamar de sus pezones, pajearse y desfogarse en su cara, que lo demás lo hará con su marido 😕 Total, que el hombre acaba reflexionando sobre lo ruín que es y que le gustaría ser como ella: virgen e inocente. Os recomiendo leerlo.

Es inevitable pensar en nuestro primer encuentro con una chica virgen, bien cuando ya teníamos experiencia o cuando ella sabía lo mismo que nosotros: casi nada. Aunque sea algo más psicológico que físico (muchas chicas vírgenes carecen de himen), las vírgenes tienen algo que no tienen las que tienen experiencia, aunque sean maestras de la interpretación. Hay a quien la inexperiencia le pone aún más cachondo, la candidez, ingenuidad, ese nerviosismo, ninguna sensación de estar controlando la situación…

Decididamente, no es lo mismo. ¿Algún voluntario se atreve a contar sus experiencias? 🙄 Podeis hacer uso del anonimato y por favor, QUE NADIE ESCRIBA TODO EN MAYUSCULAS O LE EMPALARE CON UN BIC.