Ejercicios tántricos que solucionan la eyaculación precoz

tantra.jpg

En los últimos tiempos todos hemos escuchado hablar con cierta liviandad de “Tantra” o “Sexualidad tántrica“. Bien sabemos que estas disciplinas orientales son milenarias y que en ellas la sexualidad es sólo un aspecto (entre otros miles) de la vida del hombre.

Pero, occidentales al fin, hemos visto cómo se ha transformado el término “tántrico” casi en un sinónimo de “sexo“. Por lo pronto los cultores de esta disciplina aseguran que pueden revertir casos más o menos severos de eyaculación precoz mediante simples técnicas que integran el complejo mundo del tantra.

Básicamente el tantra considera que la eyaculación precoz no es una enfermedad sino falta de pericia o de entrenamiento sexual que provoca ansiedad y angustia en quien lo padece.

Para corregir esta situación, el tantra propone una serie de ejercicios basados en instrucción sobre los motivos que producen la eyaculación precoz y la puesta en práctica de diferentes técnicas entre las que se incluyen la identificación de las sensaciones previas al orgasmo a fin de poder establecer un control sobre las mismas y poder prolongar la eyaculación tanto como sea posible.

Este método requiere un trabajo intensivo de alrededor de tres meses para obtener resultados satisfactorios, y lo mejor de todo, sin consumir fármacos de ninguna índole.

Descartamos que esta técnica sólo puede aplicarse en los casos en que la eyaculación precoz no está producida por motivos físicos y donde la carga psicológica es primordial.

Si los resultados son los prometidos, creo que vale la pena intentarlo, claro está, con la aprobación médica previa o la consulta de rigor con un profesional capacitado en la materia.