Dominio y sumisión: las fantasías más habituales

Desde que se ha puesto de moda Cincuenta sombras de Grey, un libro con un alto contenido erótico, la literatura erótica para mujeres se ha vuelto a poner de moda. La verdad es que el libro tiene pasajes subidos de tono, en los que se habla de las relaciones entre los protagonistas, con toques de sumisión y sadomasoquismo.

La verdad es que este tipo de conceptos están vistos por muchos como algo un tanto prohibido. Sin embargo, los datos dejan claro que en torno a la mitad de la población tiene fantasías sexuales de sumisión y dominio. Sylvia de Béjar, una experta en sexualidad y educación sexual, que ha escrito libros como “Tu sexo es tuyo” y “Deseo”, deja claras ciertas cuestiones al respecto.

Para ella, el gran triunfo de Cincuenta sombras de Grey es que ha hecho que mucha gente hable con naturalidad de algo que estaba más bien “oculto”, como son las fantasías sadomasoquistas de sumisión o dominio. Aunque el masoquismo más duro solo es practicado por entre el 7 y el 14% de la población, sobre todo gente de alto nivel económico, son muchos los que tienen curiosidad por estas prácticas.

Esta experta aconseja a los que se han animado a probarlo tras la lectura del libro que lo hagan muy despacio, comenzando por la privación sensorial, pasando después a la inmovilización,los azotes, con la mano y en las nalgas, para empezar. Siempre hay que tener una palabra de seguridad, para detener esta práctica en el momento en que una de las dos personas desee hacerlo.

Con este tipo de consejos, atreverse a probar este tipo de prácticas puede ser una buena alternativa para descubrir nuevas prácticas y sensaciones.

Vía| Faro de Vigo

Foto de Parahoreca