Di no a la pornografía infantil

La red de redes fue el invento del siglo pasado, facilitando la integración de todas la clases sociales, personas de otros países a un solo clic de distancia, información, imágenes, videos, música, sexo, trabajo, relaciones, familia… es fascinante como todo esto ha evolucionado y ahora miles de personas pueden compartir todo.Lamentablemente esta genial herramienta y medio que tenemos entre manos, en muchas situaciones se usa para otros fines, que dan como resultado una actividad ilegal, que juega con la integridad de los más pequeños de la casa, mostrando actos infames que cuestan años de terapia psicológica para esos niñ@s .

Lo más triste es la idea “comercial” que tienen. Es sorprendente como un padre de familia, un tío, un [email protected], [email protected], la madre, el [email protected], ese hombre casado, el cura de la parroquia de tu barrio, el [email protected] de la escuela de primaria, tu [email protected], un dip[email protected] cualquiera, la [email protected] de catequesis, el [email protected] de un país, el jeque árabe de su país, los adolescentes que violan y venden el video de su móvil, la pareja de recién casados buscando experiencias fuertes, el reverendo de la iglesia evangelista, uno de tantos taxistas, el típico informá[email protected] de barrio, el [email protected] y miles y miles y miles de posibles (pero reales) perfiles de personas que se jactan de sus actos totalmente despreciables y con los que ganan dinero o pagan para verlo (tengo dudas de calificar qué de las dos cosas es peor).

Me da igual que pueda ofenderte al encontrarte nombrado o nombrada entre estos posibles y reales “seres” que hacen de su vicio enfermedad una forma de vida. Pero todos sabemos las noticias que se generan al destaparse estas famosas redes de pederastas de cualquier ámbito social, les une el mismo fin, disfrutar de una persona inocente que no se puede defender. Medios y Redes se suma a esta iniciativa dando todo su apoyo para que se persiga esta actividad tan repugnante.

Te pedimos que si en algún momento te encuentras contendido de dudosa legalidad, que inmediatamente los denuncies, es posible que gracias a eso, hoy no pero dentro de unos años tu hijo o tu hija no tenga que sufrir. Piensa, puede que ahora no te afecte directamente pero… ¿Quién te dice que no te pueda pasar? Vigila las redes sociales y si algún usuario te hace sospechar…creo que tendrás claro que debes hacer.