Consuelo de siliconas

labios.jpg

De diferentes largos y grosores, con venas que se resaltan, de suave y gelatinoso material, de penetración doble y triple, vibradores a pilas, de uso anal, dobles de utilización lésbica… la increíble variedad de consoladores, o «dildos» como los llaman los ingleses, parece no tener fin y los hay para cada gusto y necesidad.

De escandalosos colores y hasta con vello artificial, parece ser que el único límite es tu creatividad…

f2.jpg

Guarda entre tu lencería más provocativa un hermoso pene erguido fabricado de pura silicona, con testículos y bello para aportar mayor realismo… modelado a partir de un pene real, y aprende a experimentar con él. Sólo necesitas de un momento de relax, en tu alcoba o en la bañera para descubrir el placer que sólo tú puedes brindarte…

Prepara un baño caliente con velas aromáticas y masajéate previamente con algún aceite de baño. Al dildo, puedes saborearlo un rato antes de humedecerlo con algún lubricante para comenzar a desarrollar tu mejor fantasía.

Si estabas pensando que no podías tener a tu propio negro en casa te equivocaste… hay consoladores que peuedn convertirse en tu oscuro compañero nocturno, fuente y fin de inagotables noches de placer.

Los de uso doble están fabricados para que dos mujeres puedan penetrarse mutuamente en un abrazo apasionado, flexibles para acompañar cualquier posición, y turgentes para deslizarse en el interior de ambas vajinas al ritmo de sus lujuriosas pulsaciones…

Acompañada o sola… acompañado o solo, puedes lograr un mayor disfrute con la ayuda de un dildo… una sugerencia: prueba de que tu compañero te realice un buen sexo oral a la vez que te penetra con un artefacto de estos elegido a tu gusto y placer…

¿… me cuentas?