Consejos para un PAP perfecto

Muchas veces un sencillo análisis consigue detectar un mal, casi en el momento en que comienza a producirse. Veamos algunos consejos para realizarse un papanicolau, un estudio que toda mujer debería realizarse al menos una vez al año.

  • Realice un análisis 16 días después del inicio del período menstrual. Las células sanguíneas entorpecen la lectura del PAP, generando falsos resultados.
  • Evite las relaciones sexuales, al menos 24 horas antes del análisis. El semen puede diluir la muestra.
  • No utilice duchas y cremas vaginales espermicidas durante las 72 horas previas. Las duchas lavan la superficie del tejido, y las cremas o geles cambian su color, haciendo imposible su observación.
  • Si tiene micosis, tricomoniasis o cualquier otra infección vaginal, no se realice el análisis. Estas afecciones producen inflamación y distintas formas de supuración, induciendo a interpretaciones erróneas.