Comer en la cama…

diosa.jpg

Tu conoces los sabores y manjares que te atraen y provocan placer en tu boca… reconoces también los lugares del cuerpo que te gusta chupar… ¡pues combínalos!

Imagina el placer de algo dulce chorreando por el cuerpo de tu amante y lamiéndolo hasta acabar… comiéndotelo… todo…

1056141885bb221aea46ro4.jpg

Todo es posible, depende de tu imaginacíon y los gustos de ambos, pero te recomiendo no usar sabores salados, comidas condimentadas o calientes…

Prefiere sabores dulces, untuosos, frutas, helados… no debe faltar el hielo o las paletas, las bebidas alcohólicas como la cerveza o vinos espumantes y frutales.

El chocolate ofrece muchas posibilidades, provoca endorfinas en el cerebro que son similares a las provocadas por el placer sexual, ¡imagina combinarlos!, además utilizando barras duras de chociolate puedes penetrar a una mujer con un trozo (no muy largo, cuida de que no se rompa…) y luego comértelo… lo mismo puedes realizarlo con una banana o una paleta de frutas.

Untar con dulce de leche (nutella) los pechos para lamerlos o el pene para terminar con el a chupadas sensuales, mezclando los sabores de la piel, el semen y el dulcísimo y pegajoso sabor de la nutella, es maravilloso… la sensación fría del dulce y el calor abrasador del cuerpo exitado de tu amante serán una mezcla explosiva, difícil de olvidar…

Otra deliciosa adicción puede ser embarrarse mutuamente de crema chantilly, acariciando todo el cuerpo, resvalando y lamiendo al mismo tiempo…

O jugar con rebanadas de melón jugoso y dulce, probando de meterlo donde quepa, dándolo de comer en la boca, usándolo para pintar con jugo los muslos…

¿No tienes hambre?