Circuncisión: ¿si o no?

Circuncisión

Todos hemos oído hablar de «circuncisión» pero ¿conocemos realmente en qué consiste esta práctica? ¿Conoces las ventajas y desventajas de un procedimiento quirúrgico de esta naturaleza? ¿Qué ocultan los preceptos religiosos al respecto?

La circuncisión es la extirpación quirúrgica del prepucio (la piel que recubre el glande) en el pene del recién nacido. Por lo general se realiza al octavo día de nacimiento y tiene finalidades religiosas e higiénicas.

La comunidad que mayor difusión hace de esta operación es la judía, sin embargo ha sido una práctica tradicional entre musulmanes y hasta en el Egipto antiguo.

circuncision-egipcia.jpg

Aunque su popularidad ha decaído, en gran parte por la acción de organizaciones que entienden a la circuncisión como una mutilación innecesaria de una persona que no presta su consentimiento para ello, continúa siendo reivindicada por sus supuestas ventajas:

  • Evita las infecciones debajo del prepucio,
  • Protege de las infecciones urinarias en la etapa perinatal,
  • Reduce el cáncer de pene,
  • Reduce el riesgo de contagio de enfermedades de transmisión sexual (éste punto es bastante controvertido),
  • Favorece la sensibilidad al momento del sexo.

Ciertas o no, estas «virtudes» de la circuncisión hacen que muchas personas ya adultas, opten por practicarla en busca de nuevas sensaciones y mayor seguridad e higiene.

Será difícil erradicar una costumbre que desde hace milenios tiene popularidad y aceptación.