Anticonceptivos en la Antigua Roma

En la Antigua Roma había una enorme actividad sexual. Desde que se promulgó la Ley Cornelia, por la que el dictador Lucio Cornelio Sila prohibió las prácticas abortivas y el emperador Augusto prohibió usar anticonceptivos y el aborto a los jóvenes, a los que obligaba a casarse por la baja natalidad de su momento, como mínimo, hay conciencia de que existían este tipo de métodos de control de la natalidad.

Aunque no es la primera vez que se nombran los métodos anticonceptivos, ni mucho menos. También se mencionan en las obras de Plinio y Viejo o de Sorano de Éfeso, un médico que recomendaba algunos métodos en su Ginecología.

Seguro que te estás preguntado cuáles eran esos métodos anticonceptivos, ¿verdad? Pues por aquí van algunos ejemplos.

  • Utilizar una mezcla de aceite de oliva rancio, resina o bálsamo de cedro y miel, para introducirla en el útero.
  • Introducir en la vagina una bola de lana empapada en vino u otras sustancias de textura gomosa. Había que empujarla hasta el cuello del útero.
  • Aplicar sobre el pene una pomada que creaba una especie de costra, que cerraba el acceso del esperma al cuello del útero.
  • El uso de amuletos también estaba bastante extendido, aunque por supuesto, se dieron cuenta de que no eran en absoluto eficaces, pese a que muchas personas poco instruidas los utilizaban y confiaban mucho en ellos.

Como han cambiado las cosas, ¿verdad?

Vía| El trastero de yeleqtls