A todos les pasa

pareja.jpg

La revista Cosmopolitan publicó una encuesta en la que aparece un dato realmente sorprendente: el 60% de los consultados confesó haber experimentado problemas sexuales en su vida de pareja.

Por lo general las dificultades sexuales crean complejo y vergüenza en quien las padece. Si se trata de un hombre está en juego su masculinidad y es tildado de “impotente”. Si en cambio se trata de una mujer, predomina el temor a ser menospreciada por “frígida”.

Como en cualquier otro aspecto de la vida, cualquier dificultad física o psicológica requiere atención oportuna y adecuada y en muchos casos con tratamientos simples y cortos, hay soluciones posibles.

Estos son los cinco problemas más habituales que se presentan en el ámbito de las relaciones sexuales:

  1. Alguno de los integrantes de la pareja no logra la satisfacción. O bien porque no es estimulado correctamente, o porque los ritmos son diferentes, lo cierto es que se soluciona fácilmente con comunicación. No está mal decir lo que a uno realmente le gusta y aquello que no.
  2. Muchas personas creen que ciertas técnicas que les han funcionado con otras parejas, son infalibles para todo el mundo. Esto es absolutamente falso. Cada persona requiere un “tratamiento” específico.
  3. Hay un desconocimiento del erotismo del otro. Guiar al compañero hacia las zonas erógenas propias con sutileza y dulzura, hará que él/ella se interese por esas zonas desconocidas.
  4. Desequilibrio entre los biorritmos. Hallar el equilibrio de frecuencia entre ambos requiere tiempo y dedicación. Decir “hoy no quiero” no debe ser motivo de disputas.
  5. Algunas personas no aceptan ciertos gustos y preferencias de su compañ[email protected] sexual. Hablar sobre ello ayudará a una mayor comprensión. En ningún caso se debe obligar a alguien a hacer nada que le disguste.