Vibrador, ¿uso o abuso?

Lo cierto es que la utilización de vibradores y otros juguetes sexuales por parte de las mujeres, ha sido durante mucho tiempo un tema tabú. Por suerte, en la actualidad se puede hablar con naturalidad de este tema y de hecho, son muchas las mujeres que utilizan estos juguetes para masturbarse y hablan de ello sin ningún tipo de prejuicios.

De todas formas, ¿dónde está el límite? ¿Es posible que una mujer se acabe volviendo “adicta” al vibrador? Una de las ventajas de los vibradores es que tú eres la que tiene todo el control, lo que significa que el orgasmo está asegurado. Hay mujeres que se masturban a diario, algo que no tiene por qué ser malo.

Aunque hay un problema: corres el riesgo de habituarte al tipo de orgasmo que proporciona un vibrador, muy rápido e intenso, y diferente al que consigues en pareja.

  • Un consejo: de vez en cuando, al masturbarte, deja a un lado el vibrador y utiliza tus manos, una experiencia más cercana al sexo con pareja, que te hará disfrutar también de un tipo de orgasmo diferente.

Foto de noticiero digital