Una vagina, ¿demasiado ancha?

El otro día me sorprendió bastante el comentario de una amiga que estaba preocupada por un asunto que a mí, la verdad, no se me había ocurrido plantearme nunca antes: la anchura de su vagina.

¿Puede la vagina ensancharse con el uso? La respuesta es, rotundamente, no. La vagina es enormemente elástica, y por la actividad sexual, no se dilata. Como mucho, es posible que después de un parto, la vagina podría estar algo más dilatada, pero es una variación tan mínima que apenas se aprecia.

De todas formas, si este es tu caso, lo que puedes hacer es ejercitar la zona, para que esté, «en forma». Para ello, practica los ejercicios de Kegel, contrayendo los músculos del suelo pélvico.

Cuando cojas práctica, puedes hacerlo mientras tu chico te está penetrando, de forma que los dos sentiréis la vagina más «estrecha», por decirlo de alguna manera, y el orgasmo será mucho más intenso.

Foto de babble