Un robot masturbatorio, eso sí, de uso terapéutico

Este robot se presentaba en la Feria Anual de Equipo Médico en Shenzen. A simple vista parece un robot, sin más. Pero resulta que el aparato en cuestión tiene más miga de lo que aparente. Se trata de un “recolector de esperma automatizado”, con una efectividad del 95%.

Vamos, que no se le resiste nada. Está pensado para utilizarse con los donantes de esperma que tienen problemas con las revistas porno. Funciona de la siguiente manera: el pene se mete dentro de una cavidad tubular que se mueve como un pistón. Por dentro, es de un material parecido a un preservativo.

El robot reconoce cuándo eyacula el paciente y le canta una cancioncilla. En fin, de lo más completo.

Vía| Pijama surf