Un paseo por los puntos erógenos de tu chico

La verdad es que no siempre tenemos claro cómo estimular a nuestros chicos, y es que ellos también tienen sus zonas erógenas, repartidas por todo el cuerpo. ¿Te animas a descubrir el mapa erógeno de tu pareja?

Pon en marcha todas tus armas: manos, lengua, dientes… Y empieza a descubrir todos los puntos que le ponen muy, pero que muy nervioso.

Empieza por un masaje suave en el cuero cabelludo, pasa a la nuca (un soplidito puede ser muy excitante) y no lo olvides: nada de prisas.

Los pezones son una de las zonas que más excita a una mujer, pero ¿y los hombres? Pues sí, también (aunque es cierto que a algunos hombres les molesta un poco que les estimulen en esta zona)

Al llegar al ombligo, no dudes en prestarle un poco de atención y de ahí… las ingles, la cara interna de los muslos, la parte posterior de las rodillas, ¡imaginación al poder! La idea es que hagas esperar el plato fuerte.

Te dejo este vídeo, con algún que otro consejito.

Ya me contarás… 😉