Si quieres disfrutar, ¡ponte bien el preservativo!

No, si cuando los chicos se quejan de que no disfrutan igual con el preservativo, al final van a tener razón… ¡pero porque se lo colcan mal! Y es que un reciente estudio ha descubierto que un preservativo mal colocado puede ser la causa de que disfrutes menos.

Eso, por no hablar de que las posibilidades de que acaba roto son mayores.

En la revista British Medical Journal se explicaba el resultado de un estudio en el que han participado 436 hombres de entre 18 y 67 años.

De ellos, un 45% dijo que en los últimos tres meses habían tenido alguna relación en la que no se habían ajustado bien el preservativo. Si encima la talla no es la adecuada, todo se alía para que sea más difícil alcanzar el orgasmo.  

Un condón mal ajustado puede ser un problema a la hora de mantener la erección, produce roturas con más frecuencia… En fin, que esto puede hacer que las parejas decidan retirarlo antes de acabar la relación sexual (sobre hablar de las consecuencias, ¿no?)

Por cierto, que una de las razones que alega uno de los autores del estudio por la que hay hombres que no se compran su talla es porque  «ningún hombre compraría condones etiquetados como pequeños o muy pequeños».

Chicos… ¡que el tamaño no importa!