El sexo en las olimpiadas

Las olimpiadas, una de las citas más esperadas de este verano, ya están aquí. Claro, que no todo en las olimpiadas tiene que ver con el deporte, y es que el sexo también tiene su parte de importancia en este mundillo. Las declaraciones de Summer Sanders, que ganó el oro en 200 metros mariposa en Barcelona 92 no dejan lugar a dudas: «lo que sucede en la Villa se queda en la Villa«.

Y el nadador Ryan Lochte lo confirma:  «Entre el 70% y el 75% de los deportistas mantienen relaciones sexuales los unos con los otros durante los Juegos Olímpicos», y añade: «Hay mucho sexo. He visto gente practicando sexo al aire libre, en la hierba que hay entre los edificios». Vamos, que parece que en la villa olímpica hay mucha actividad…

Eric Shanteau añade: «La Villa se convierte en el algo salvaje, el centro del sexo más grande en el que he estado nunca».

Desde luego, tengo que reconocer que esto no es ni mucho menos lo que me imaginaba sobre la villa olímpica. En mi mente, los deportistas estaban todos concentradísimos, sin perder un segundo de entrenar… Pero parece que sus entrenamientos van más en otra línea, ¿no? Desde luego, hay que ver la de cosas que ni nos imaginamos…

Atención a las declaraciones de un lanzador de jabalina: «En el campo de práctica las chicas están en bragas y sostenes diminutos y los chicos en ropa interior para que todo el mundo vea lo fuertes que están. Todos tiene un cuerpo no de 10, de 20». Y las de la gimnasta Alicia Sacromono:  «Las más jóvenes, adolescentes, coqueteaban con chicos cuánto más grandes mejor. En Pekín, incluso se atrevían con jugadores de waterpolo o con los muchachos del judo que estaban en nuestra misma sala de entrenamiento».

Pero lo mejor, lo de Carrie Sheinberg: «Es como el cuento de Alicia en el País de las Maravillas. Puedes ganar un oro y el mismo día irte a dormir con un chico muy fogoso«.

¿Qué te parece?

Vía| El mundo