Semen que da fuerza

Lo cierto es que el semen tiene unas propiedades de lo más curiosas, la verdad… Y si no, que se lo digan a los guerreros de la tribu Sambia, que está en Papúa Nueva Guinea.

Estos guerreros tienen una manera de lo más peculiar de coger fuerzas para las batallas y demás actividades: tomar semen.

Es más, para que los niños más débiles se conviertan en fuertes guerreros en el futuro, el recurso utilizado por los miembros de esta tribu es que tomen semen. Pero esto no es lo peor de todo. Es que el semen llega a los niños de una manera de lo más peculiar: a través de sexo anal o de felaciones. Vamos, que me imagino que no debe ser de lo más agradable para los niños, sinceramente.

El caso es que para ellos, se trata de un acto que no tiene ninguna connotación sexual, sino que sería el equivalente al momento en el que las madres amamantan a los bebés.

Las ideas en torno al semen y este tipo de aplicaciones son muy curiosas, sinceramente. Y es que además, hay otra tribu en la zona, los etoro, que creen que los niños nacen sin nada de semen y que es función de los adultos que lo reciban.

Para ellos el semen es un bien tan preciado que no quieren “malgastarlo”, por lo que las relaciones sexuales con mujeres están limitadas a solo unas veces al año, para procrear y nada más. Curioso, ¿verdad?

Vía| Historias de la historia

Foto de tenorama