Polémica pintura de un Cristo y un… ¿pene?

Menuda se ha liado en una iglesia de San Carlos Borromeo, en el estado de Oklahoma (EE UU). En febrero se colgó frente al altar mayor de la iglesia esta pintura, en la que aparece un Cristo crucificado. El problema viene por sus abdominales, que para muchos parecen un pene erecto.

El cuadro, de unos tres metros de altura, es el centro de una auténtica polémica que ya roza el escándalo. al parecer, han sido muchos los fieles que han decidido marcharse a otros templos, pero el reverendo Philip Seeton no cede.

Asegura que el crucifijo responde a determinadas normas de la iconografía y que no tiene intenciones de retirarlo de la iglesia.

Para Setton, lo que se ve en la zona abdominal no es un pene, sino que la pintura refleja la distensión de sus músculos.

¿Qué te parece?

Vía| 20minutos