Pole Dance, sensualidad portátil en tu alcoba

poledance.jpg

Bailar alrededor de un caño (o «pole dance«) es una práctica muy popular en el repertorio de recursos eróticos.
Con la lencería adecuada (o sin ella) y una música sensual, los insinuantes contorneos tomados de un caño son uno de los estímulos visuales más apreciados por el público masculino.

Pero ¿cómo llevar esta opción a la alcoba?

Es muy simple. Puedes adquirir un «caño portátil» tal como el que ves en la fotografía. Está fabricado en aluminio y su montaje (ensamblado) es muy sencillo.

Tiene una altura de 2,30 mts y se adapta fácilmente a la altura de tu apartamento sin necesidad de otras instalaciones.

pole1.jpg

Una vez colocado, te sugerimos limpiarlo con un paño humedecido en alcohol para quitar la grasitud de las manos y que permita el adecuado deslizamiento de la piel.Ahora sólo resta que enciendas la música en tu cuarto, te muevas al compás procurando realizar sugestivos movimientos de agarre, mientras tu pareja observa (o participa).