Pastilla del día después: Uso y Abuso

levonor

La anticoncepción poscoital es una estrategia terapéutica para disminuir la tasa de embarazos no deseados, inhibiendo o retrasando la ovulación y previniendo la implantación.
Mas conocida como la pastilla del día después o poscoital, el Levonorgestrel ( su nombre genérico), goza de una confianza ciega entre sus consumidoras.
“Es un anticonceptivo de protección máxima pero no es infalible y además está siendo muy mal utilizado, fundamentalmente por las mujeres más jóvenes” nos comenta el médico ginecoobstetra Juan Carlos Pons.

No existe fármaco que pueda revertir el proceso de ovulación y fertilización cuando no se ha contado con ninguna otra protección durante el coito. De éste modo la pastilla falla en la prevención de embarazos.
“Los efectos secundarios de la pastilla son casi inexistentes, añade el médico Juan Carlos Pons, la efectividad contra embarazos no deseados es de un 80% a 90%. Por lo tanto su infalibilidad es entre un 10% y 15%”.
En nuestra práctica diaria debemos educar a los pacientes en cuanto a los métodos anticonceptivos existentes, que la pareja elija el que considera más apropiado y nunca olvidar de reforzar medidas de prevención de enfermedades de transmisión sexual.

Un tema controvertido es: ¿cuánto deben saber de la existencia de estos métodos?, o ¿cómo evitar que las pacientes escojan estos métodos como de primera línea?.

No obstante es claro que deben conocer que está la posibilidad de prevenir un embarazo y que deben consultar lo más rápido posible al médico luego de haber sufrido un accidente.
Pero falla, absolutamente, al no poder impedir la transmisión de enfermedades como hepatitis C, VIH u otras.
Es necesario siempre recurrir a métodos de protección como el preservativo o  condón
“ La gente se descuida , no se protege y asume que la pastilla los salva”, concluye el médico.

foroaps