Orgasmo masculino, ¡sin manos!

¿Por qué no te animas a sorprender a tu pareja con una práctica innovadora? Lo primero que tienes que hacer es conseguir que se relaje y llevártelo al dormitorio o a cualquier lugar en el que podáis estar tranquilos y relajados.

Después, demuéstrale que puedes hacer que llegue al orgasmo sin necesidad de usar las manos. Hay muchas formas de hacerlo, pero la clave está, sobre todo, en tocar sus puntos más erógenos. Depende mucho de cada persona, pero te comentamos cuáles son los más importantes.

  • El interior de los muslos: recorre la zona con la lengua, con los labios… Seguro que le encanta y es una buena forma de ir preparando el camino para lo siguiente.
  • La zona de las nalgas: empieza en la parte superior de la espalda y llega hasta las nalgas. Allí, puedes detenerte y darle unos cuantos mordisquitos. Seguro que se vuelve loco.
  • Utiliza tu nariz: sí, como lo oyes. Recorre su cuello, la zona de las orejas… con tu nariz, muy despacio. Deja que disfrute del momento y hazlo tú también, sintiendo el aroma de su piel.

Y ahora, cuando ya estará realmente excitado, viene el siguiente paso: le has prometido que nada de manos, y así debe ser. Así que, si no se te ocurre otra cosa, ¿te animas a masturbar a tu pareja con los pies?

Foto de mirror