Mimos, caricias y besuqueos…

260862_20sandra_h.jpg

Petting:

Lleva este nombre, cuando hablamos de sexualidad, al contacto sexual que puede conducir al orgasmo y está únicamente compuesto por caricias, mimos, besuqueos y todo aquello que resulte placentero… sin ser el coito.

En el Petting no existe la penetración, si puede darse tanto la eyaculación como el orgasmo y es muy practicado por los jóvenes…

beso.jpg

Esta práctica está muy difundida entre los jóvenes y tiene varias motivaciones: eliminar la posibilidad de un embarazo, preservar el himen para la noche de bodas o cuidarse de enfermedades de transmisión sexual.

Algunos detractores opinan que es anormal y puede hacer daño, la respuesta a esto es: NO.

Todo aquello que sea consensuado está bien y no hace daño, físicamente no afecta el hecho de no realizar la penetración. Sería mucho más dañino un embarazo no deseado u, obviamente, el contagio de una enfermedad de transmisión sexual.

No existe una técnica para realizar el petting, ni un manual de instrucciones, simplemente acaricias, besas y haces todo aquello que notas que a tu pareja excita y da placer.
Puedes llegar a ser un especialista en besos prolongados, aprender a jugar con la lengua dentro de su boca, acariciando con ella todo el interior, mordiéndola, chupándola…

Juega con tu lengua también en lóbulos de las orejas, pezones y cuello, realiza masajes eróticos, golpecitos, pellizcos y caricias…
Caricias con plumas, hielo, y aceites aromáticos…
Aprende a acariciar con todo el cuerpo, no sólo con las manos, lame sus dedos, muerde su cuello, roza sus pezones, halaga con palabras excitantes…

El orgasmo no tarda en llegar…