Más poderosos, más infieles

El tema de la infidelidad, los clásicos «cuernos», es algo que preocupa a muchas parejas. Y es que está claro: nadie quiere que su pareja le sea infiel. Aunque también hay que tener en cuenta que el concepto de infidelidad es muy amplio, y que para definirlo, los únicos parámetros que hay que tener en cuenta son los que cada pareja establece como tales.

Y es que mientras para unos un simple coqueteo es una infidelidad, mientras que para otros, hace falta mucho más, una relación plena o incluso alargada en el tiempo, para hablar de infidelidad.

Pero sea como sea, hay muchas cosas que influyen en el hecho de ser o no infieles. Una de ellas ha sido revelada por un estudio de la Universidad de Tilburg, según el que los hombres que son poderosos son más infieles que los que no lo son. ¿Las razones? Pues serían una mezcla de todo un poco: poder, mucho tiempo fuera de casa, muchos viajes, estrés laboral, tiempo solo…

Todo esto forma un cóctel que puede hacer que la infidelidad haga acto de presencia. Por otra parte, tampoco hay que estresarse, porque al final, con poder de por medio o no, la infidelidad es una cosa que decide uno.

De todas maneras, también hay un ranking de ciudades de negocios en las que hay más infidelidades. La primera de ellas es París, ¿será por eso de que es la ciudad del amor? Milán se coloca en la segunda posición y sorpresa… el tercer puesto está ocupado por Barcelona. Bruselas y Londres cierra el top five de las ciudades en las que las infidelidades están a la orden del día. Eso sí, por motivos laborales.

Foto de brujo político