La virginidad a cambio de una ONG

Lo de que hay gente que pone en venta su virginidad para pagarse los estudios, para superar la crisis y esas cosas es algo que ya, después de tanto escucharlo, no nos sorprende. Sin embargo, me ha parecido de lo más sorprendente escuchar que Catalina Migliorini, una joven estudiante brasileña, ha decidido subastar su virginidad a cambio de una causa muy noble.

Catalina subastó su virginidad dentro del proyecto documental Virgins Wanted, en el que se hablaba de esta experiencia y de cómo la vivían, antes y después, las jóvenes que decidían hacerlo.

En el caso de esta brasileña de 20 años, el objetivo de la subasta, con la que consiguió 780.000 dólares a cambio de su virginidad, es abrir una ONG y construir viviendas para familias humildes en Santa Caterina. El afortunado fu Natsu, un japonés que la desvirgará el 3 de noviembre, a bordo de un vuelo (con el fin de no violar ninguna ley).

Sobre el debate de si esto es o no prostitución, ella lo tiene claro: “cuando uno hace algo una vez en su vida, no significa que esta cosa sea su profesión. Si sacas una foto y te sale bien, eso no te convierte en fotógrafo. Tengo 20 años, soy responsable de mi cuerpo y no estoy perjudicando a nadie”.

Vía| Huffington post