Himen: ¿realidad o mito?

virginidad.jpg

En los tiempos que corren resulta algo «naif» hablar de virginidad, pero es una cuestión que preocupa aún a muchas adolescentes ante la inminencia de su debut sexual.

¿Para qué sirve el himen? ¿Es una barrera para el sexo? ¿Es señal de virginidad?

Poco se sabe de la función que esta membrana cumple en el cuerpo femenino. Algunos biólogos evolutivos conjeturan sobre la posibilidad de que haya tenido alguna función específica en los orígenes de la especie y que se ha perdido como producto de la evolución propia del ser humano.

De todos modos hay algunos mitos que derribar respecto de la presencia del himen en la mujer:

  • No indica virginidad, o al menos no es posible determinarla inspeccionando la membrana
  • Puede romperse sin que la mujer se dé cuenta siquiera como resultado de una actividad física brusca (un deporte, por ejemplo)
  • No siempre es dolorosa su ruptura
  • No siempre sangra, aunque si lo hace se debe a que algunos vasos capilares circulan por la membrana
  • No es una barrera anticonceptiva
  • No previene el contagio de enfermedades de transmisión sexual.