El masaje erótico, ¿qué es?

En muchas ocasiones hablamos de un “masaje erótico“, pero ¿sabemos en realidad qué es y cómo podemos definirlo? Podríamos decir que un masaje erótico es la aplicación de besos, caricias, presión digital y cualquier tipo de contacto con la piel de la pareja, con el objetivo de estimular la piel, los músculos… con el objetivo de aumentar la excitación erótica.

Y es que no en vano la piel es el órgano sensorial más extenso de todo nuestro cuerpo, y a través de los masajes eróticos, conseguimos encontrar y estimular los puntos más erógenos del cuerpo de nuestra pareja, en un ambiente especial de complicidad y de intimidad.

Desde la antigüedad, en todos los tratados eróticos del mundo, se ha hablado de los masajes eróticos, una forma de desconectar, de relajar la mente y de centrarse únicamente en las sensaciones placenteras de nuestro cuerpo.

Entre los beneficios del masaje erótico, destaca el hecho de que libera tensiones, relaja los músculos y calma los nervios. Las manos de nuestra pareja sobre la piel transmite ternura y deseo, algo muy agradable para los amantes. No hay duda de que un masaje erótico como parte de los juegos preliminares puede ser el desencadenante de una serie de sensaciones de lo más intensas.

Imagen de askville