El humming, técnica para mejorar tu cunnilingus

El cunnilingus es una práctica sexual muy extendida. Y claro, como todo, se puede perfeccionar con el paso del tiempo.

Una de las claves para que puedas sorprender a tu chica cuando le hagas un cunnilingus es esta. Se llama humming, y consiste en hacer ruiditos guturales mientras estás practicando el cunnilingus.

La cuestión es que al hacer los sonidos, producirás un suave cosquilleo de lo más placentero, que muy probablemente acelerará bastante el orgasmo de tu chica.

Bueno, pues nada, si te animas a innovar un poco, ¡suerte!

De todas formas, en esto del cunnilingus “cada maestrillo tiene su librillo”, así que si te animas a compartir algo de sabiduría con los demás, seguro que es bienvenida.

¿Más ideas?