Ejercicios de Kegel, mujeres satisfechas

orgasmo.jpg

Hasta hace algunas décadas una mujer que no gozaba de un orgasmo, estaba condenada a no conocer el clímax del sexo, pues se consideraba no sólo un tema tabú para tratarlo, sino que además convertía en “libertina” a la mujer que reclamara su derecho a disfrutar del más intenso placer.

Con el advenimiento de la libertad sexual a partir de la década del 60, la mujer fue recuperando lugares de protagonismo, y comenzó a exigir firmemente lo que por derecho natural le correspondía: el orgasmo.

Y así se hizo, pero… si aún no te enteras de qué va el asunto, ¿sabes que hay ejercicios muy simples que puedes realizar para tener un orgasmo por primera vez, o para intensificar tu vida sexual? Aquí va la receta…

Se llaman ejercicios de Kegel y su función es fortificar el músculo pubococcígeo para optimizar el placer durante la penetración.
Como dijimos se tratan de ejercicios muy simples, que puedes realizar mientras trabajas, o vas de compras, pues nadie los notará. Toma nota:

  • Debes contraer la vagina
  • Retener 5 segundos
  • Relajar

La forma más práctica de identificar este grupo de músculos que forman el piso de la región pélvica, es mientras orinas. Son los mismos músculos que se encargan de contraer el esfínter. La práctica podrías hacerla de la siguiente forma: comienza a orinar, retén la orina, y comienza a orinar nuevamente pero de a pequeños chorros.

Con estos simples ejercicios podrás fortalecer toda la zona genital que es común que sufra distensión ya sea por falta de entrenamiento, partos, edad o sobrepeso.