Desmontando mitos sobre los hombres

La verdad es que la tradición popular, las leyendas urbanas… van formando una pelota según la que el hombre debería ser como el oso (cuanto más peludo más hermoso -y potente sexualmente), con una nariz como Pinocho (por eso de las proporciones) y no sé cuántas cosas más.

Pero lo cierto es que en todo este tipo de afirmaciones hay más de “mito” y de falsa creencia que de realidad.

Te hacemos un resumen, para que no haya lugar a errores…

  • Pues no, ni el tamaño de la nariz, ni de las manos ni de los pies es proporcional al tamaño de su pene. Al menos, no hay razones científicas que apoyen esta suposición.
  • De la misma forma, la altura no determina el tamaño del pene: puede haber altos con tamaño mini y bajitos muy bien dotados.
  • La cantidad de pelo de un hombre no es directamente proporcional a su virilidad. La cantidad de pelo en el pecho de un hombre tiene más que ver con la herencia genética que con la testosterona. De la misma forma, un chico que se esté quedando calvo, no está perdiendo la libido a la par que el pelo.

¿Algún mito más que queráis desterrar?

Foto de Entre lineas