¿Conoce tu pareja tu pasado sexual?

secreto.jpg

Cuando conocemos a una persona con la intención de construir juntos una pareja, nos enamoramos de ella y de toda su historia. Nuestro pasado no es una mochila que podamos dejar abandonada por allí y continuar el camino. Viene con nosotros a todas partes.

Y para algunos el contenido de ese equipaje es conocido o tolerable, pero para otros, es toda una caja de sorpresas. ¿Conoce tu pareja tu pasado? ¿Debes contárselo? ¿Ayudará a sincerar la relación?

Para estas preguntas no hay respuestas definitivas. En algunos casos sí, en otros no. Lo cierto es que no puedes deshacerte de tu historia como si cambiaras de abrigo, por lo que no quedará más remedio que aceptar.

En el camino que has recorrido tratando de hallar a la persona indicada, de seguro has encontrado a muchas otras que fueron las equivocadas, y de esa experiencia has obtenido la madurez suficiente para elegir estar hoy con la persona que tienes a tu lado. En algún punto tu pareja debería agradecerle a tu historia que te haya conducido hasta aquí. Pero no es lo común.

En el caso de los hombres, suelen sentirse celosos de ese pasado (especialmente sexual) que todos tenemos. Para ellos, la mujer es depositaria de su instinto de “pertenencia” y no concibe la idea de que alguien haya sido su “dueño” antes que él. Resabios de nuestro cerebro cavernícola.

Para las mujeres tampoco es muy agradable conocer el historial sexual de su actual compañero, y también suele ser motivo de alguna disputa o escena de celos, en particular si él sigue viéndose con alguna ex-novia o si se produce un encuentro casual. Las mujeres se las ingenian para teñirlo todo de sospecha, aunque muchas veces el olfato no les falla.

En cualquier caso, sólo el diálogo, la confianza y la sinceridad que establezcas con tu pareja te dirá si debes contarle sobre tu pasado o conocer el suyo. Otra opción es “olvidar” todo lo anterior y comenzar una relación sin mirar hacia atrás. En muchas oportunidades, ésta, suele ser la mejor opción.