Cómo introducir los juguetes sexuales en la relación

Si estás deseando empezar a utilizar los juguetes sexuales con tu pareja pero no tienes muy claro cómo va a reaccionar, lo primero que tienes que hacer es tantear un poco el terreno. Si ves que no está reticente, empieza poco a poco.

Es importante que lo plantees como un juego de los dos, para que no sienta que el juguete en cuestión es un competidor, sino una fuente de placer para ambos. Empezad a utilizarlo vestidos, haciéndoos cosquillas por encima de la ropa.

Después, poco a poco, cuando estéis acostumbrados a la sensación, empezad a introducirlo en los juegos previos, empezando con una intensidad suave y alternándolo con besos y caricias.

Puedes combinarlo con la masturbación o con el sexo oral, algo que sin duda multiplica las sensaciones y resulta muy placentero.

Un truco: envuelve el vibrador en un calcetín u en algo de ropa, de forma que la sensación sea más suave y lenta, algo que seguro que le pone a mil. Por cierto, que si de momento no os atrevéis con mucho, ¿por qué no probáis el anillo vibrador de Durex? No es tan aparatoso como un vibrador y es una buena forma de iniciarse en esto de los juguetes sexuales.

Foto de Durex