Cama con suspensión

El «ñic ñic ñic» ya no volverá a ser lo mismo con esta cama. ¿Para qué tener patas estáticas cuando puede tener suspensión? Pues he aquí el resultado, una cama con amortiguadores. Chica encima, chica debajo, cada acometida se verá compensada con la cama, y coordinando bien, se puede aumentar la tasa de pollazos entradas/salidas por minuto, aunque también cansará un poco.

Las parejas más fogosas y ardientes podrán elegir en opción la suspensión deportiva, con muelles reforzados y endurecidos, que proporcionan las mejores sensaciones y los mínimos balanceos del lecho.

Visto en No puedo creer que lo hayan inventado…