160 hijos, ¡eso es amor al sexo!

La verdad es que eso de tener 160 hijos es una auténtica barbaridad… Casi parece inexplicable, pero no lo es. El padre de las 160 criaturas es un polígamo de origen keniano. Vamos, que los 160 hijos, como era de suponer, no son de una única mujer.

El nombre del polígamo es Ancetus Akuku, que se casó en 1939 la primera vez, y lo hizo por última vez en 1992. En total, se casó con cien mujeres, y se acabó divorciando de 30 de ellas. No me quiero ni imaginar el gasto si les tuvo que pasar pensión a todas, la verdad…

Y lo cierto es que el hombre ha sido de lo más longevo, ya que murió el año pasado a los 90 años, debido a problemas de tensión arterial. Al final será verdad eso de que el sexo alarga la vida...

Vía| Sexologies