¿Quién quiere ser como Beckham?

Y no lo digo por lo de ser famoso, ni multimillonario, ni un jugador de élite… Sino porque tiene sexo cinco veces al día, ni más ni menos.

Lo que ya no sé es si con el paso de los días esto puede acabar siendo hasta cansado. Día tras día, cinco veces… De todas formas, hay que contarlo todo, y es que esta fogosidad en la pareja de los Beckham tiene su explicación.

Parece que podrían estar siguiendo una estricta (¡y tanto!) terapia sexual, con el fin se tener otro bebé, con el que ya serían cuatro. Parece ser que su mujer quiere otro niño, así que nada, ¡a seguir con el calendario!

Esperemos que tengan suerte. Y si no, ¡a seguir intentando!

Vía| Mascorazon