¿Practicas petting?

Bueno, para empezar, habrá que saber qué es eso del petting. Puede que ya lo sepas (o que incluso lo practiques). Básicamente, podríamos describir el petting como sexo sin penetración.

Incluye todo tipo de prácticas sexuales en las que no hay penetración, y en las que podemos incluir besos, abrazos, masturbaciones, caricias algo subidas de tono… Una de las ventajas de esta práctica es que nos permite conocer desde otra perspectiva a nuestra pareja.

Es una nueva forma de alcanzar el placer mutuo que se ha convertido en una de las preferidas de los jóvenes y los adolescentes. Eso sí, una cosa está clara: aunque haga ya tiempo que has dejado atrás la adolescencia, ¿por qué no te animas y lo practicas?

Más todavía después de haber experimentado con tu pareja otro tipo de relaciones sexuales, el petting puede ser una forma diferente de conoceros uno a otro. ¿Te animas? Además, nunca está mal eso de volver a los quince años… ¡aunque sea por un rato!

Foto de smh